La Fundació Antoni Tàpies cerrará temporalmente por cambio de exposiciones del 24 de junio al 19 de julio de 2024. Gracias por vuestra comprensión.

 

 

Llibreria
Logo Fundació Antoni Tàpies
Cargando Eventos

Siguiendo el sol: Candela Capitán


 

La terraza de la Fundació Antoni Tàpies se convertirá en una ludoteca experimental para Opimelissa, un colectivo que cocina, canta, baila y muchas cosas más. Seguiremos el sol con la ironía y el humor blando de Júlia Barbany, la arquitectura de la electrocanción enfadosa de Petit Ibèric, los cánticos en clave filosófica de Max Grosse sobre la vida y el mal de amor de un calcetín agujereado y huérfano, el egodelirio de la dramaturga y escritora de pluma afilada Berta Prieto —si todavía no la conoces, ¡vives en una cueva!—, con el ritmo de la DJ performer y militante de la autogestión Meritxell de Soto, la energía desbordante de la artista polifacética y tierna punki-madre Belén Barenys, con la música experimental de los Deprerreo, con el cuerpo contorsionado de Candela Capitán, que muestra la sexualización de las mujeres a golpe de métrica y convulsiones.

Siguiendo el sol es un ciclo experimental de manifestaciones sonoras y escénicas de carácter performativo que presenta nueve sesiones inéditas de jóvenes creadores. El ciclo, comisariado por Carolina Olivares Esturillo, reivindica la energía joven e inagotable de artistas que llenarán de luz y darán una nueva vida al solitario calcetín de Tàpies que preside la terraza de la Fundació.

 

Tercera sesión: Candela Capitán

Herramientas de control en libertad, cencerros y algoritmos, “slow living” e “hipnotismo de pantalla” son la base de CELDA SONORA, el nuevo solo de Candela Capitán (Sevilla, 1996) para el ciclo “Siguiendo el sol”, comisariado por Carolina Olivares Esturillo, en la Fundació Antoni Tàpies, que se presentará el 18 de mayo con motivo de la celebración del Día Internacional de los Museos.

 

CELDA SONORA es un proceso “dancístico” que explora el cuerpo y el movimiento para desmitificar la idea de encontrar una conexión más profunda con uno mismo, los demás y el entorno a través del fenómeno New Age. Esta pieza fusiona dos instrumentos de control en libertad tan dispares como el cencerro y el algoritmo, e implementa lo que Capitán denomina “práctica de movimiento Slow Living» en la danza. El cuerpo constreñido y una banda sonora rudimentaria son la respuesta a la saturación tecnológica, el ritmo acelerado y la búsqueda de gratificación instantánea que caracterizan gran parte de las generaciones contemporáneas.

 

Candela Capitán es artista de acción y coreógrafa. Su trabajo personal explora la activación y desactivación de los lazos sociales, poniendo el cuerpo en relación con otros cuerpos, objetos e imágenes colectivas. Las nuevas tecnologías de la comunicación, las relaciones transfronterizas entre disciplinas artísticas o el impacto intergeneracional y sus consecuencias son algunas de las materias que atraviesan sus proyectos. Estas le sirven para crear espacios oníricos y realidades paralelas en forma de coreografías, instalaciones o performances que invitan al espectador a participar directamente de sus tensiones, goces y delirios. Principalmente utiliza el lenguaje de la performance para estudiar los límites de la danza, gracias a un conocimiento exhaustivo del cuerpo en movimiento y de su presencia en escena. Sus obras se desarrollan en diferentes medios (acciones en vivo, instalaciones o el campo audiovisual) y vehículos (a través de plataformas virtuales o en directo), con el objetivo de encontrar canales diferentes de interconexión con el público o de cuestionar las disciplinas artísticas y sus posibilidades.

 

Comisariado y producción artística: Carolina Olivares Esturillo

Diseño: Ana Habash e Ignasi Ayats.
Ilustración: Eduard Sales

Venta de entradas a través de la web de la Fundació y en la recepción del museo. Aforo limitado.

Enlace al ciclo completo.



Patrocinadores institucionales

Colaboradores