Logo Fundació Antoni Tàpies

18/12/2002 - 9/3/2003

Tàpies. Escritura material. Libros

Escritura material surge como una estación más en el estudio de la obra de Tàpies, pero sobre todo, como continuación lógica de la exposición El tatuatge i el cos, porque en manos del artista, tanto el dibujo como el grabado ofrecen un universo de formas y unos valores de textura que enriquecen y prolongan los experimentos materiales y los contenidos poéticos y filosóficos de toda su obra.

Y también porque en los libros realizados por Tàpies en colaboración con poetas, narradores, filósofos o científicos, culmina una de las cualidades plásticas más intensas de su trabajo; la de la inscripción, la de una escritura no basada en la palabra, -aunque ésta también aparezca muchas veces incorporada-, sino en cualquier manifestación de la materia: presencias del cuerpo en las huellas de los pies o en la impronta de las manos, grafismos de cifras, jeroglíficos, cruces y letras de un alfabeto inexistente, firmas, palimpsestos, garabatos, etc.

En los libros de bibliófilo, así como en sus dibujos, Tàpies enfatiza los valores expresivos del material, y es frecuente el uso de papeles de texturas muy marcadas (Petrificada petrificante, 1978, o L’estació, 1984, por ejemplo), papeles que aparecen rasgados y arrugados violentamente (Novel·la, 1965), o plagados de tachaduras, raspados y agujereados (Anular, 1981, o Llull-Tàpies, 1985, por ejemplo). Forzar los materiales es una característica del modo de trabajar de Tàpies. Y lo mismo sucede cuando realiza grabados, el artista opta por transgredir las técnicas calcográficas tradicionales y realiza obras de una fuerte expresividad: utiliza la plancha de cobre como si fuese un pedazo de papel. Él mismo ha comentado en Conversaciones con Antoni Tàpies de Barbara Catoir (1987): "Aquí realizo las mismas operaciones con los dedos, con los pinceles, que si se tratase de un papel. Es sencillamente otro modo de rascar, otro modo de atacar el blanco. Aquí, el ácido sustituye al cuchillo, si bien en mi cabeza, es como si hiciese un agujero. Cuando sumerjo la plancha de cobre en una cubeta de ácido nítrico, en ese momento el ácido es mi cuchillo. Para mí, no es la imitación del agujero sino el agujero mismo. A veces llego a agujerear la plancha de cobre, o hago agujeros en el papel quemándolo." Esta cita de Tàpies demostraría también que el artista concibe todo su trabajo como una unidad, que su búsqueda es siempre la misma, ya se trate del polvo de mármol sobre la madera, de la tierra sobre el lienzo, el graffiti sobre el papel o el lápiz litográfico sobre la piedra.

La exposición Escritura material muestra los libros de bibliófilo de Tàpies pertenecientes a la colección de la Fundació y sus catálogos especiales. Los criterios de selección adoptados tienen en cuenta, en primer lugar, los libros o catálogos especiales que incluyen obra gráfica, por lo que no se incluyen los numerosos diseños de cubiertas de libros. En segundo lugar, la selección incluye los libros realizados en estrecha colaboración con un escritor o un compilador, como Alberti, Bonnefoy, Du Bouchet, Brodsky, Brossa, Daive, Dupin, Foix, Frémon, Gimferrer, Guillén, Jabès, Mitscherlich, Paz, Riba, Ullán, Valente y Zambrano, entre otros, por lo que se han excluido los libros colectivos y los proyectos inacabados. El interés de incidir en la relación de Tàpies con el libro como objeto y vehículo de conocimiento nos ha llevado a descartar las suites realizadas a partir de sus libros.

El visitante puede disfrutar de una cuidada selección del contenido de los libros, que le permitirá descubrir las técnicas calcográficas más diversas utilizadas por Antoni Tàpies, su diversidad compositiva y su complejidad como grabador y "escultor" de libros.