Logo Fundació Antoni Tàpies

4/3/1998 - 3/5/1998

Tàpies. El tatuaje y el cuerpo. Papeles, cartones y collages

Tradicionalmente considerados como un aspecto menor, una especie de variación en otro soporte de las denominadas pinturas matéricas, los papeles y cartones de Tàpies tienen, sin embargo, una importancia fundamental en su arte.
Como él mismo afirma fueron las pinturas matéricas las que derivaron de los cartones, y no al revés. Es significativo que el color ocre-gris de las materias sea también el de los cartones. A través del dibujo y el grattage, Tàpies descubrió una pintura que no se basaba en la pincelada, sino en la escritura y la inscripción, que, como el tatuaje respecto a la piel, es inseparable de su soporte. Asimismo, Tàpies concibe a menudo sus dibujos como series más o menos abiertas. Estas son claves para entender que su obra en general no responde a un desarrollo formal, sino que se articula en torno a la repetición y al fragmento, cuyo objetivo no es aprehender la totalidad de una historia sino escapar de ella, alejándose, por consiguiente, de cualquier simbolismo de corte idealista.