fbpx
Tienda
Logo Fundació Antoni Tàpies

El abono que fecunda la tierra. Tàpies (1958-1988)

Esta exposición se centra en el periodo que abarca entre finales de la década de 1950 y finales de la de 1980, y muestra el paso y la convivencia entre las pinturas matéricas, los objetos y los barnices. Pese a que la opacidad de los muros y la precariedad de los objetos parecen contraponerse a la luminosidad de los barnices, estas obras siguen la misma lógica: la revalorización de las cosas primeras, naturales y ordinarias, aquellas que la sociedad desecha o oculta vergonzosamente, pero que para Tàpies no sólo están dotadas  de espiritualidad sino que, sobre todo, son donde se encuentra el origen y la fuerza de la vida, el abono que fecunda la tierra.

Hacia el año 1958 las obras de Tàpies ya habían captado la atención del público europeo y americano. Tàpies irrumpía en los círculos artísticos internacionales con las denominadas pinturas matéricas, unas obras de superficies opacas con aspecto de muro con las que alcanzó la madurez de su arte. Estas obras son un claro ejemplo del espíritu de su tiempo. Resuenan en ellas fenómenos propios de aquel momento, como el impacto de la bomba atómica y los nuevos descubrimientos de la física, el interés por el arte de los niños y de los enfermos mentales, la fascinación por el arte de los denominados pueblos primitivos –de la prehistoria a la contemporaneidad–, y la atención a aquellos elementos de la realidad inmediata más descuidados y pobres –de los graffiti y los objetos de desecho a los espacios urbanos periféricos degradados y ajenos al proceso de racionalización de las ciudades que se reconstruían después del desastre provocado por la Segunda Guerra Mundial.

A menudo se ha descrito la obra de Tàpies como informalista y abstracta. Aun así, estos calificativos no son del todo exactos, dado que en el momento en que su arte alcanza la madurez, a finales de la década de 1950, tanto el informalismo como el expresionismo abstracto empezaban a dejar paso a una nueva generación de artistas que, bajo la influencia de Marcel Duchamp, procuraban ampliar la noción de realismo. Tàpies participaba de estas inquietudes y en la década de 1960 aumentó de forma exponencial su trabajo con objetos como una extensión del primitivismo de las pinturas matéricas “hacia todo lo que no sea industrial, ni diseñado ni racionalizado”. 1

A las materias y los objetos se añadieron, a partir de finales de la década de 1970, unas obras más luminosas en las que el barniz, que no era un material nuevo en la práctica artística de Tàpies, adquiría mayor visibilidad, a veces junto con la materia o con objetos. El barniz es consustancial a las pinturas matéricas, ya que Tàpies lo utilizaba como base del polvo de mármol, la arena, los pigmentos y otros materiales, pero ahora adquiere protagonismo y ofrece unas transparencias que hacen de contrapeso a la opacidad de los muros. En los barnices se siguen encontrando aquellas imágenes relativas a partes del cuerpo o funciones fisiológicas consideradas desagradables y repulsivas. 

Hay una vertiente incuestionablemente espiritual en toda la obra de Tàpies: al dar valor a lo más simple –la paja, el polvo, el cajón de madera, las partes del cuerpo menos atractivas–, Tàpies se sitúa en los primeros pasos para conseguir la iluminación: la vía purgativa 2, en la que se analiza lo que hay de más perverso en el individuo y en la sociedad. Los elementos repulsivos que es se encuentran en su obra buscan despertar la conciencia del espectador, removerle el espíritu, de manera que el arte se convierta en abono del conocimiento y el espíritu crítico.

 

1 Manuel J. Borja-Villel, “Comunicació sobre el mur”, a Tàpies. Comunicació sobre el mur. Barcelona: Fundació Antoni Tàpies, 1992: 23. | 2 Antoni Tàpies a Manuel J. Borja-Villel, en “Converses amb Antoni Tàpies (1985-1991)”, Tàpies. Comunicació sobre el mur. Op. Cit., p. 52.

Imagen: Antoni Tàpies. Portes i fletxes, 1987 © Comissió Tàpies / Vegap. De la fotografia: © Foto Gasull, 2022

 

 

Patrocinadores institucionales

Colaboradores

  • Facebook Fundació Antoni Tàpies
  • Twitter Fundació Antoni Tàpies
  • Instagram Fundació Antoni Tàpies
  • YouTube Fundació Antoni Tàpies
  • Telegram Fundació Antoni Tàpies