Logo Fundació Antoni Tàpies

Antoni Tàpies. Colección, #1

La Fundació presenta una renovada selección de obras de Antoni Tàpies que pertenecen al fondo de la Colección. La muestra, que en esta ocasión se concentra en el Espacio A, incluye diferentes momentos creativos del artista, desde la década de 1940 hasta la actualidad, que ilustran la evolución de tipologías, técnicas y materiales usados por Tàpies.

El recorrido empieza con unas obras muy tempranas, realizadas en 1945, entre expresionistas y oníricas, cargadas de simbolismo y de reminiscencias nórdicas (sobre todo de Munch), y prosigue con unas obras realizadas durante los años 1946 y 1947 en las cuales el uso de materiales pobres y ajenos a la práctica artística tradicional es el signo característico.

A pesar de que en su producción artística de los años inmediatamente posteriores a 1946-1947 Tàpies desarrolló primero (1948-1951) un tipo de arte de cariz surrealista, y marcadamente abstracto después (1952-1953) –como puede apreciarse en obras como Nocturn (Nocturno, 1952)–, hacia 1954-1955 volvió a trabajar con materiales diversos, lo que le permitió alcanzar un lenguaje plástico propio que definiría su trabajo de madurez. Obras como Forma negra sobre quadrat gris (Forma negra sobre cuadrado gris, 1960), Palla i fusta (Paja y madera, 1969), Metall i ampolla (Metal y botella, 1993) y Ascens-descens (Ascenso-descenso, 1997), entre otras, revelan tanto su preocupación por la materia (el polvo de mármol, la arena, la paja, el metal, el barniz) como su interés por las imágenes extraídas de su entorno inmediato (las partes del cuerpo, los objetos cotidianos).

El itinerario se completa con la proyección del documental Te de Tàpies, 2004, dirigido por Carolina Tubau y producido por Televisió de Catalunya.