Logo Fundació Antoni Tàpies

Alma Matrix. Bracha L. Ettinger y Ria Verhaeghe

La exposición Alma Matrix. Bracha L. Ettinger y Ria Verhaeghe muestra cómo las formas de representación de estas dos artistas generan un espacio de cura hacia los otros. En su obra, Ettinger (Tel Aviv, Israel, 1948) y Verhaeghe (Roeselare, Bélgica, 1950) hacen uso de las imágenes de personas anónimas encontradas en diarios y material de archivo, las cuales articulan mediante métodos de compilación y técnicas de copia, borrado, trazado y pintura. Como artista y psicoanalista, Ettinger integra en su trabajo las dos prácticas y desarrolla un enfoque peculiar del psicoanálisis aplicado, entre la práctica artística y la terapéutica. Verhaeghe reúne, religa y enlaza las imágenes con herramientas informáticas o materiales suaves y protectores como por ejemplo el látex y la guata que se encuentran en sus esculturas.

Como artista y psicoanalista, Ettinger (Israel/Francia) integra en su trabajo ambas prácticas y desarrolla un enfoque innovador del psicoanálisis aplicado, un enfoque a medio camino entre la práctica artística y la terapéutica, que altera la percepción de lo que el arte y el análisis pueden ser. En su obra sobre papel, imprime trazos vinculados a la memoria y al trauma, la migración y la historia, mientras que reflexiona sobre la representación, la mirada y la impronta. El intercambio de experiencias y la intención de manifestar un inconsciente común y compartido, se ponen de relieve en sus dibujos y pinturas por la ausencia de fijación y la tendecia a la ambigüedad, la permutación, lo compuesto, lo flexible y lo efímero. A través de una sucesión casi sin fin de documentos manipulados, como fotos de familia, documentos del holocausto, entre otros, y velados por el mismo proceso mecánico del fotocopiado –cuyos vestigios residuales de tinta se fusionan con trazos nuevos– Ettinger crea sus series de dibujos y pinturas como Matrix-Family Album, 1988-1989, Woman-Other-Thing, 1990-1993, o Eurydice series, 1994-2009. Asimismo, Ettinger recoge sus experiencias como psicoanalista y artista en un conjunto de libros de notas, que utiliza como espacio de reflexión, durante sus sesiones de trabajo terapéutico, y en cuyas páginas escribe, y realiza trazos espontáneos sola o con sus pacientes.

En un intento de dar cuenta del espacio intermedio relacional, Ria Verhaeghe (Bélgica) experimenta con la infinidad de imágenes disponibles en la actualidad, mostrando aquello que no es inmediatamente visible, que desaparece o queda desechado y perdido. La artista reúne en su archivo Provisoria 1996-2009 –un espacio organizado como una matriz– imágenes de periódicos encontrados que reconecta y reposiciona dándoles un tratamiento especial. Sus superposiciones visuales se entrelazan y conducen a nuevas conexiones, dentro y fuera de la obra, hasta generar un espacio de acogida y reconocimiento del otro. Verhaeghe desvela en sus obras una realidad que subyace y fluctúa entre juxtaposiciones de imágenes de prensa, y establece correlaciones asociativas sorprendentes que usa como material para sus series de collages (Z.T., 1992, Glenden, 1994), pinturas (Prentenkabinet, 1994, Vertical, 2004) y libros de notas. Estas correlaciones, que ensambla con material sanitario, algodón y látex principalmente, y aluden a sus experiencias como enfermera, están también presentes en sus esculturas (Knuffels, 1997-2008 y Pattern 3, 1996) y en su instalación con pilas de periódicos (Ingepakte kranten, 2002). De igual forma, en el vídeo Connect 2007-2008, la artista relaciona las imágenes encontradas en los periódicos con líneas o con cables telefónicos de colores, un método que también usa en la serie Commitments, 2008.

En sus procesos creativos, ambas artistas –cada una desde su propia experiencia– hacen referencia a lo “matricial” como modelo de confluencia, de reconexión, de recepción de trans-subjetividad en un espacio común. The “matrix” o “matrixial” es un concepto desarrollado por Bracha Ettinger a partir de la conexión entre su práctica psicoanalítica y artística.

En el encuentro entre paciente y terapeuta, supone ir más allá de los conceptos tradicionales de relación entre ambas figuras, e implica la creación de un espacio de empatía, tanto consciente como inconsciente, que contiene trazos de ambas personas, y que pertenece a una red invisible de interconexiones en nuestra psique.

En el marco de las exposiciones Eva Hesse. Trabajos del estudio y Alma Matrix. Bracha L. Ettinger y Ria Verhaeghe, se organizará –conjuntamente con la Cátedra de Arte y Cultura Contemporánea de la Universidad de Girona– un ciclo de conferencias entorno al papel que tienen, en la historia del arte, los espacios generados en la producción artística entre disciplinas: trabajos procesuales, relacionales o en transformación, más allá del objeto de arte (14, 25 y 26 de mayo, 2010).