Logo Fundació Antoni Tàpies

1970-1973

1970
Acude a una asamblea clandestina que se celebra en el monasterio de Montserrat, Barcelona, para protestar por el llamado Proceso de Burgos, en el que un tribunal militar juzga a opositores a la dictadura del general Franco. A lo largo del año intensifica la producción de objetos-escultura, incrementando el número de experiencias en el terreno del assemblage. Realiza, en una línea similar, la obra mural Gran esquinçall para el nuevo teatro de St. Gallen, Suiza. Se publica La pràctica de l’art, compilación de sus escritos y declaraciones. Alexandre Cirici publica Tàpies, testimoni del silenci. Exposiciones individuales en Nueva York, Baden-Baden, Estocolmo, Barcelona y Milán.

 

1971
Realiza la suite de dibujos y collages Cartes per a la Teresa, que más tarde (1974) se editará en forma de libro. En la Galerie Maeght de Zúrich presenta su producción reciente de assemblages y objetos-escultura, realizados entre 1968 y 1970. Colabora con André du Bouchet en el libro de bibliófilo Air, con catorce litografías y aguafuertes. Sebastià Gasch publica la monografía Tàpies. La galeria Il Collezionista d’Arte Contemporanea, de Roma, acoge la exposición Antoni Tàpies. Opere 1946-1970. Otras exposiciones individuales en Colonia, Londres, Balstahl, Palma de Mallorca, Malmö y Barcelona.

 

1972
Obtiene el Premio Rubens, en Siegen, Alemania, donde se inaugura una exposición retrospectiva de su obra (Städtische Galerie im Haus Seel). Joan Miró le nombra miembro del patronato de la fundación que acaba de crear. Acude a la inauguración de la exposición Tàpies. Objets et grands formats (Galerie Maeght, París). Vera Linhartova publica la monografía Tàpies. Participa, junto con John Cage y Bob Thompson, en la exposición Concept and Content (Martha Jackson Gallery, Nueva York).

 

1973
De nuevo en París, asiste a la inauguración de su exposición retrospectiva en el Musée d’art moderne de la Ville de Paris, que posteriormente viajará a Ginebra (Musée Rath) y Charleroi (Palais de Beaux-Arts). Intensifica su labor de ensayista, con textos que se publican a lo largo del año en diferentes medios de comunicación. Realiza una serie de litografías para el libro La clau del foc, con prólogo y selección de textos de Pere Gimferrer. También crea los primeros proyectos para Llull-Tàpies, libro de bibliófilo que no se publicará hasta 1985 y, junto con otros creadores, participa en el libro-homenaje a Joan Miró L’Émerveillé merveilleux. Mariuccia Galfetti publica Tàpies. Obra gráfica 1947-1972. Exposiciones individuales en Barcelona, Los Angeles, Sevilla, Bonn y Madrid.